lunes, 21 de marzo de 2011

Mercedes García Bravo era Mary Read, Pirata de Guante Blanco

Mercedes García Bravo
Barcelona, 18 de agosto de 1963- Jaca, 20 de marzo de 2011

Mercedes era muchas cosas y su perdida, tan repentina, ha dejado un desconcierto triste y grande entre muchas personas, conocidas y amigas...


Para nosotros era sobre todo Mary Read, la pirata de más de trescientos años de edad que se incorporó a nuestro galeón desde su puesto de vigía como contramestre con sus ideas, su alegría, sus sonrisas, su humor irónico y crítico, su vitalidad y su carencia de prejuicios.

"NO PRETENDÍA CONVERTIRME EN PIRATA, sólo ser libre.
 Por eso un día dejé en un baúl mis ropas femeninas y me puse unos pantalones.

¡Ah, que os parece la cosa más normal del mundo!, claro, no os he dicho que nací en 1684, en Londres… En esa época una mujer… qué queréis que os diga: nacida para tener hijos y criarles, ser buena esposa, limpia y ahorradora… y nada más. Por no poder… ni leer, que igual pensaban que eras bruja y te quemaban.

No era vida para mí. (...)"

Pero era también Mercedes García Bravo, la pintora; era Gradiva, la que avanza, la feminista; era La Bibliotecaria, la amante de los libros; era Cyan Huro, el veneno azul de la creatividad; era también Artimisia, era... ¡era tantas cosas y tenía tantos avatares! ¡Hacía tantas cosas y administraba tantos blogs!


Valiente, tímida, creativa, pintora, escritora, diseñadora, comisaria de exposiciones, feminista, divertida, comprometida, crítica, empática, generosa, amante de los gatos y "farera", como le gustaba llamarse, porque prefería el aislamiento de ese faro suyo en el que creaba y daba forma a sus ideas llenas de luz y desde donde pidió permiso al galeón para continuar como pirata aunque ya no estuviera en cubierta, cuando su contrato como conserje terminó.


Le hicimos una semidespedida en las profundidades de nuestras bodegas secretas, un hasta luego y hasta siempre entre timbre y timbre que incluía DVD con todas nuestras fotos y grabaciones, ese archivo gráfico secreto de tantas risas y discusiones compartidas en numerosas asambleas y una foto del grupo enmarcada, para que nos tuviera presente cuando chateáramos a partir de ese momento. Sin posters ni publicidad, con discreción, como a ella le gustaba y también porque no se iba, porque Mercedes quería seguir siendo Read, la Pirata de Guante Blanco centenaria.

Mercedes NOV 2010

Hola Piratas,

Soy Mercedes, conserje del océano. Ya sabéis que no me queda mucho tiempo para seguir navegando por vuestras aguas... os echaré de menos. Pero no voy a decir nada más sobre eso... que me pondré tontorrona y ese no era el plan.
Os mando una información para que la difundais en vuestro blog ... (a cambio no os quito carteles, jeje).
La cosa es que hay que seguir navegando, aunque sea en un tronco y con una pala. Y por eso me tengo que embarcar como Mercenaria, al servicio del mejor postor. ¡Qué vida, de barcucho en barcucho...! Pero cuando no se puede elegir...no se puede elegir, así que os mando información sobre una Muestra de Arte que habrá en Huesca, y en la que estaré presente. Espero que podáis difundirla.

Gracias y besicos a todos los piratas, seais quienes seais, que tengo mis sospechas (jeje)


Una mujer libre que vivía el presente día a día preocupándose lo menos posible por las amenazas del futuro.


Desde su faro hizo su última entrada en el blog sobre el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres (y que, gracias a las limitaciones del servidor de educaragon, hemos tenido bloqueado en los ordenadores del océano durante unos días por “exceso de palabras” en esa entrada).

Hace 154 años estuve en Nueva York. –Sí sí, ya sabéis que soy la pirata más longeva del mundo mundial-. Era el 8 de marzo de 1857. Yo iba callejeando un poco por los suburbios de la ciudad, llenos de talleres y fabricuchas -nada parecido a la 5º Avenida, vamos-. Me encontré de repente con un montón de mujeres que gritaban algo, era una marcha de obreras textiles que protestaban por las miserables condiciones de trabajo.

Realmente eran miserables. Por desgracia, hoy en día todavía pasa. Igualito, igualito…parece mentira.

Una mujer valiente. Nos envió su currículum para ver si la aceptábamos como pirata con el pseudónimo de Mary Read.


Cyan Huro, 6 de noviembre de 2009

Hola, me gustaría ser pirata de guante blanco, si aceptáis fantasmas entre vosotros.

No estoy en el grupo comprendido entre 1º ESO y 1º Bach., ¡pero a ver quién lo está con 325 años!
Y creo que el relato de mi vida que os adjunto – si os pongo el curriculum entero os morís- me da alguna autoridad en materia de piratería.
¿Independiente, discreta y sensata…? Si contara lo que sé…
Dispongo de ordenador e Internet –si hubiera habido algo así en mis mejores tiempos…-
Tiempo, tiempo, no es que tenga mucho… pero puedo sacarlo de algún sitio si la cosa vale la pena.
Soy creativa, -¡a ver quién sobrevive tanto tiempo si no!-… Y me río de mí misma mejor que de los demás. Aunque con otros es más divertido.
Soy una pirata fantasma: veo lo que no véis, sé lo que nunca sabréis, estoy cuando no estáis… vigilo cuando no vigiláis…
¿Qué creéis que es mejor? ¿Tenerme entre vuestra tripulación o actuar sabiendo que antes o después lo sabré…? Puedo estar de un lado… o del otro.
Espero vuestra respuesta.

Mary Read –pirata Fantasma-.
Ah! Y no estoy sola, a veces me acompaña Anne Bonny, que está un poco descolocada y a veces se descontrola.
Puede parecer cosa de locos, pero sólo es de fantasmas.

Buen fin de semana, aprovecharlo.

No nos dijo quién era pero tras un par de minutos de búsquedas en Internet por parte de Chin Shi y Long John Silver ya sabíamos quién se escondía bajo el correo de Cyan Huro (otra muestra de su gran creatividad y sentido del humor), dónde vivía, qué blogs administraba, qué cuadros pintaba. Prácticamente no la conocíamos nadie pero nos impresionó tanto que bailamos de alegría en la cubierta de que alguien tan especial tuviera ganas de apuntarse a esta aventura de cuatro locos y locas tres décadas (y trescientos años) más jóvenes. A pesar de que teníamos claro que era un superfichaje inesperado quisimos ser traviesos y ponérselo un poco difícil: le enviamos varios mensajes con preguntas sobre numerosas cosas del océano que ella fue contestando con mucha paciencia y sentido del humor. Y de bienvenida, le montamos un video para ilustrar su relato que se publicó el día que nos hizo llegar su excepcional juramento de honor pirata ¡en papel de pergamino y lacra y firma doradas!


video


Tímida y discreta. Escurridiza con las cosas públicas, prefería trabajar en la sombra y salía corriendo en cuanto había una cámara de por medio: ni fotos ni videos, aunque se apuntaba la primera de todos a cualquier abordaje. Genial fue su "Diario de Conserjería" para el blog Cuaderno de bitácora. ¿No te lo habías leído? Pues clica, porque es la monda. La última propuesta se la hizo a Loba de Mar: un reto a dos a ver quién cantaba peor. Ya le decíamos a Loba, acéptaselo que es un farol y le va a dar más vergüenza a ella que a ti. Al final la idea se convirtió en el "maná-maná" que grabamos en el despacho de Doña Dire ocultos bajo batas y caretas. Read es la de la derecha.

Creativa, muy creativa. Le gustaba pintar, escribir, idear, compartir. Se le daba bien todo: lo manual (cuadernos, cartones, lápices de colores, óleos) que lo digital (videos, blogs, webs…).
Bloguera experimentada, nos contó lo de las "etiquetas", lo de la publicidad "adsense", lo de crear enlaces entre blogs, ¡tantas cosas tentadoras!
Algunos la disfrutamos en clase en 2º de la ESO cuando vino a hablarnos de Arte y Mujer y del “Arte Postal”. Suya era la convocatoria internacional de Arte Postal  para conmemorar y dar a conocer a la pintora mejicana Frida Kalho e invitarnos a participar en la de REMEDIOS VARO: 101 Remedios para escapar de lo cotidiano. Suya es también esta maravilla de video:

video

Feminista, claro, comprometida con la justicia. Empática, solidaria, compasiva, comprometida. Suya fue también la idea de “los corazones lastimados”  del patio del abeto para conmemorar el 25 de Noviembre y suya fue la redacción de nuestro alegato pirata contra la violencia de género.


Artemisia y compañía: ¿Quién de nosotros no ha sufrido nunca un maltrato, una humillación, un desprecio? Mentiríamos si dijésemos que no. Allí, al final de nuestros recuerdos, en el remoto inconsciente, nuestro dolor yace agazapado esperando salir. Todos sufrimos, pero algunos más que otros. Se podría decir que es inevitable. Lo injusto e intolerable es que haya personas que sufran de forma sistemática la violencia por cuestiones de género, raza, origen, pensamiento, o cualquier otra. Porque cada golpe individual se convierte en un dolor colectivo. Se extiende y multiplica como las ondas sobre la superficie del agua, alcanzándonos a todos. Por eso cada temor, cada grito, cada desesperación se debe escuchar en todo el planeta.

Amante de los libros. Coleccionaba y compraba todo lo que encontraba sobre mujer y arte y lo compartía en cuanto tenía ocasión: fue ella la que propuso celebrar el curso pasado el Día del Libro para el 23 de Abril y trajo una selección de su biblioteca personal, también la bajó a Huesca a Okuparte. Suyos fueron algunos de los carteles de la convocatoria y la elección de las viñetas de Macanudo para los puntos de lectura que regalamos.

Buena amiga de sus amigos. Amante de los gatos y las personas diferentes y extraordinarias. Defensora de la diversidad y de los derechos individuales.


En mis viajes por todo lo largo y ancho de esta tierra – y sus mares- he tenido la ocasión de conocer a grandes personajes.

¡Aaalaaaaaa!, diréis. Ya está la anticuada de Mary Read tirándose el rollo, pensaréis.
Pues pensad lo que queráis, pero es verdad. Hay muchas formas de viajar, muchas formas de conocer y muchas formas de aprender.
Una vez conocí a Henri -pronunciado "a la francesa" y algo "engolado"-. Si viviera hoy y surcara las aguas del Océano Domingo Miral le invitaría sin duda a que formara parte del galeón; con vuestra aprobación, evidentemente.
Era genial, realmente un gran personaje… a pesar de su estatura. Medía menos de metro y medio, sin incluir el sombrero que siempre llevaba: de hongo… de copa… gorras…

Era muchas cosas y muchas personas. Enormemente versátil.


Era sobre todo nuestra amiga y colega.

Read..., el vacío y la tristeza que dejas en el Galeón Pirata ha teñido nuestras velas de negro y empapa nuestros parches de tristeza. Consuela saber que te has ido como querías, en un sueño, y que hoy estarás con Ripley, tu gata y amiga, la que hace algo más de un mes se te adelantó para prepararte el camino. Seguro que has encontrado un buen rincón a la sombra y ahora estás disfrutando de las tiras de Macanudo que tanto te gustaban...

6 comentarios:

  1. Qué bonito homenaje habéis hecho a Mercedes, piratas.

    Por cierto, os habéis fijado en la cantidad de emociones que trasmiten la mirada de sus retratos? Ni siquiera el parche Mary Read hubiera podido ocultar tanta belleza.

    ResponderEliminar
  2. Me sumo a vuestro homenaje. Una vez me escribió diciendo que también tenía gatos, que le encantaban. Puso una de mis expos en uno de los blogs, me prometió que seguiría mi trayectoria como yo lo he hecho con la suya. Últimamente la echaba de menos. Un abrazo para todos los que la habéis podido conocer en persona. Yo la quería a mi manera, virtualmente. Y la admiraba.

    ResponderEliminar
  3. Gente, se ve que me he perdido de conocer a una gran Mujer. Llego tras sus obras recién. Desde Argentina. Sus obras son increíblemente bellas. Hermoso homenaje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Quizás ella se haya ido como quería, pero a mí me ha dejado unos cuantos asuntos pendientes y se me ha quedado un vacío inmenso en el alma.
    Ya sé que es cuestión de tiempo, pero de momento duele mucho.

    ResponderEliminar
  5. Qué suerte haberla conocido. Me uno a vuestro sentir, a pesar de que la conocí demasiado tarde.... cuando ya no estaba...

    Un homenaje precioso. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar