miércoles, 24 de noviembre de 2010

Mañana: 25 de noviembre, Día Internacional contra la violencia de género

Y nosotros lo celebramos el 10 de noviembre, todos los que asistimos al Palacio de Congresos a la proyección y posterior coloquio de la película ¿No querías saber por qué las matan? Por Nada.
Los piratas, además, nos fuimos luego a cenar con Ángel el Tuerto de Un Día de Cine.



Long Jonh Silver, es decir, Rubén Tomás Gracia de 2º A BAC, realizó su última acción pirata con una presentación de la que queremos compartir con vosotros algunas de las cosas que dijo:

Hola a todas y a todos. En primer lugar daros la bienvenida y agradeceros vuestra presencia.
Quiero recordar que se trata de un acto conmemorativo del 25 de Noviembre: día internacional para la erradicación de la violencia de género y que en ese sentido nos tenemos que implicar todos: hombres y mujeres. No se trata de un problema de las mujeres, es un problema social. Cualquier tipo de violencia lo es y ésta en concreto se justifica en valores de otras épocas, en valores machistas.
El siglo XXI ha de ser el siglo del feminismo, de la igualdad de oportunidades para los dos sexos. La sociedad del futuro no puede perderse las aportaciones y capacidades de la mitad de su población. El feminismo no ataca a los hombres, ataca al machismo, a esa herencia de valores desfasada e injusta en la que los hombres han sido beneficiarios y las mujeres víctimas, y que ha sido trasmitida por hombres y mujeres en el seno de la familia, la escuela, las leyes y las religiones a lo largo de los siglos. El machismo en las democracias del siglo XXI no tiene ningún sentido. Por eso no nos tiene que dar vergüenza decir: yo también soy feminista y rechazar cualquier tipo de maltrato y violencia. Hoy estamos aquí para no callarnos contra la injusticia.


Nos sentimos orgullosos de todos los que asistimos con nuestro corazón feminista, a todos los que guardamos un minuto de silencio para mostrar nuestro más profundo desprecio por el violento, sea quien sea, y para mostrar nuestro apoyo a las víctimas, a las que denuncian y a las que callan. De todos los que voluntariamente fuimos y nos tomamos en serio lo que este acto significa: un acto de protesta contra el machismo, el maltrato, la tortura y el asesinato; un acto de solidaridad con todas las victimas. Un lugar también para la reflexión.




video

En el vídeo salimos muchos, pero no todos. Lamentablemente la persona que se había ofrecido para hacernos las fotos y los videos estuvo muy ocupada gracias a unos cuantos... ¿boicoteadores machistas o simplemente ególatras ignorantes?  P(  (P(= pirata enfadado)

Recordad que si alguno de vosotros quiere que le hagamos llegar alguna foto suya a través del correo electrónico o no quiere que su imagen salga publicada en el blog, que nos lo haga saber a través del correo eléctronico por favor.

Muchas gracias a todo el almirantazgo que atendió nuestra solicitud de no poner exámenes ni entregas al día siguiente, a los que nos animástéis a ir y nos lo facilitásteis. En el galeón nos hubieramos sentido francamente decepcionados y defraudados si a las 8h 30' del jueves 11 hubiéramos tenido alguna prueba. P(

Queremos compartir también con vosotros algunos de los comentarios que la almiranta Pilar Bonet nos ha enviado y que ha extraido de nuestros trabajos para sus materias respecto a la película. Gracias Pilar por todo. P)
  • Frecuentemente algunos chicos llaman “nenaza” a otros. Estos, a veces, no se molestan pero las chicas deberíamos enfadarnos porque parecerse a nosotras no debería de ser un insulto sino un piropo.
  • Para superar el machismo es necesario educar a los jóvenes y nosotros mismos tenemos que ayudar: sin jalearlos cuando pelean, despreciando sus actitudes de “gallito”, diciendo lo que pensamos cuando vemos abusos entre novios.
  • Mienten los que dicen que quieren a sus parejas aunque las maltraten. No las quieren a ellas, lo que pasa es que necesitan sexo y que les hagan las tareas domésticas.
  • Algunos hombres dicen que las mujeres les provocan. Esa afirmación es insultante es como si un padre o tío que viola a su hija o sobrina dijera que la niña le había provocado con su inocencia y belleza.
  • Las mujeres maltratadas sufren chantaje emocional, les resulta muy difícil acusar a personas a las que quieren y que dicen quererlas.
  • También hay mujeres que apoyan el patriarcado con diferentes actitudes como las de las abogadas amigas de Mercedes. Una prefiere huir del problema y otra prefiere adaptarse. A las dos les falta valor para enfrentarse a la injusticia y prefieren ser ovejitas que siguen al rebaño.
  • Todos afirmamos que no hemos presenciado ningún caso de maltrato aunque sabemos que existe por los medios de comunicación. En realidad, lo que pasa es que nos hemos acostumbrado y ya sólo nos sorprenden los casos más extremos.
  • Los maltratadores no entienden que las mujeres no se sometan y les obedezcan. Les pasa algo parecido a lo que también debían pensar los que tenían esclavos. Ellos tampoco podían entender que estos quisieran ser libres si ellos ya les daban comida, vestido y casa.
  • El hecho de ser esclavo ya es estar maltratado. En nuestra sociedad, en algunos casos, las mujeres viven maltratadas. Por ello se llama “nenaza” a quien actúa como nosotras. Quien se molesta si le llaman así nos está despreciando.
  • La raíz del problema está en la falta de educación porque aún hay quien cree que “hay que conseguir que la mujer se someta, obedezca, esté controlada”
  • Hoy algunos hombres están contentos porque su mujer trabaje fuera de casa porque así tienen 2 sueldos que ellos siguen controlando y, además, sus mujeres siguen haciendo el 80% de las tareas domésticas. Hoy aún hay muchas más mujeres que hombres en el supermercado o en la consulta de pediatría.
  • Los maltratadores educados por el patriarcado creen que la sociedad les acusa injustamente. Tampoco los que tenían esclavos entendían a quien los defendía.
  • Mediante la educación aprendemos a ser mujeres y hombres. Una filósofa dijo que la mujer no nace, se hace.
  • Actualmente todos hablan de igualdad pero en la práctica las mujeres siguen haciendo las tareas domésticas y realizan lo mismo que sus madres y abuelas. Muchas, además, tienen también que trabajar fuera de casa. Aunque pensemos y hablemos de igualdad, muchas veces nos vemos influidos por la sociedad e imitamos los roles antiguos.
  • Para ser iguales las mujeres necesitamos primero independencia económica y segundo valor moral. También deseamos que los hombres se hagan responsables de las tareas domésticas y sean más sensibles.
  • Puesto que los hombres del documental no reconocen lo que han hecho, hay que descubrirlos tras su máscara de simpáticos, fuertes… y distinguirlos de otros que sí son grandes y buenas personas.
  • Los maltratadores dicen que sus mujeres están locas o que tienen depresión pero ¿cómo estarían ellos si los maltrataran? Creo que lo que le pasa a la mujer que dice que no recuerda es que, en realidad, está aterrada por el miedo de que él la mate.
  • Algunos hombres, en lugar de compañeras, quieren esclavas y por eso algunas mujeres prefieren vivir solas. Este es el precio que tienen que pagar por su libertad.

0 comentarios:

Publicar un comentario