miércoles, 11 de noviembre de 2009

¡Catalejo avizor!: Lorién Asín - Josete


Se parece mucho a Santiago Crespo, el actor que interpreta a Josete, el amigo de Carlos Alcántara en la serie de televisión española “Cuéntame lo que pasó”. Las mismas pecas, el mismo pelo, aunque últimamente se lo ha cortado y lo lleva todo tieso con gomina, el mismo desparpajo… Se trata de Lorién Asín, marinero de este océano de 1º ESO C.

Además ¡es actor!, ha participado en el rodaje de la película “Que se mueran los feos” , dirigida por Nacho G. Velilla y protagonizada por un reparto de lujo encabezado por Javier Cámara y Carmen Machi, al que acompañan Hugo Silva, Lluis Villanueva, Julián López, Tristán Ulloa, Juan Diego, Ingrid Rubio, María Pujalte y Kira Miró.

Desde el Galeón nos hemos puesto en contacto con él y nos ha contado lo siguiente:

Os voy a contestar a las preguntas que me habéis propuesto.

Mi madre se enteró por la radio que iban a hacer una película y al día siguiente decidimos ir a hacer el casting a Hecho.

Para que me hicieran la prueba para actor por si había algún papel para mí, llevé una carta mía para convencerles de que quería serlo. Entonces las que recogían las solicitudes para ser extras me vieron y se dieron cuenta que era bastante fotogénico, así que le dijeron a la directora de casting que me hiciera una prueba de cámara.

Me fui a un sitio alejado detrás de un biombo y me hicieron poner delante de una cámara. Tenía que contar mi vida de forma resumida y decir también lo que me gustaba y por qué quería ser actor. A Angi, que es así como se llamaba la chica , le gusté mucho y me dijo que le pasaría la prueba al director (Nacho García Velilla - director de “Aida” y de “7 vidas”). Además tenían que hacer el casting en Jaca y en Huesca con otros chicos.

Pronto me avisaron como que sí le había gustado al director y ya me dijeron los días que tenía que subir a rodar y a donde.

Iba a ser Miguel en la película, uno de los hijos de "La Bego" (María Pujalte - la protagonista de "Los misterios de Laura").

Estuve rodando en Las Tiesas Altas, Huesca y Ansó. Fueron seis días. Aunque parece mucho, cada día ruedan unos dos minutos en total con lo que me imagino que yo saldré poquísimo en la película.

De todas formas conocí a todos los actores, sobre todo a María Pujalte que es la que hacía de mi madre. También conocí mucho a Ingrid Rubio que hacía de mi tía Moni. Me hice fotos y me firmaron autógrafos con dedicatorias Hugo Silva, Silvia Casanova ("El milagro de P-Tinto), Juan Diego (El comisario de los hombres de Paco), Ingrid Rubio, Luis Villanueva, Tristán Ulloa (El gitano del "Síndrome de Ulises"), María Pastor, Julián López ("El pagafantas"), Javier Cámara y Carmen Machí (Aida).

De la pregunta que me hacéis de como son los actores os diré que Hugo Silva no era muy simpático, estaba cansado de las fans y de toda la gente que tenía siempre alrededor. María Pujalte conmigo era muy simpática y la que mejor se portaba conmigo era Ingrid Rubio. Juan Diego estaba medio loco y a Javier Cámara y Carmen Machi casi no los conocí porque no coincidimos casi en el rodaje De todas formas no les gustaban mucho los niños.

Como anécdota os contaré que al estar entre tantos famosos hubo mucha gente que se creyó que yo también era famoso y me confundían con el chico de "Cuéntame", así que a mí también me pidieron autógrafos.

El rodaje es bastante duro. Detrás de las cámaras hay mucho más de lo que me pensaba. Lo de luces, cámara y acción no es así. Lo que se dice es motor, nº de toma, cámara A o B, cuadro y acción. Cada toma se rueda como mínimo unas 6 veces por cada punto de mira. Hubo días que tuvimos que estar casi 12 horas. La palabra mágica era "chequeamos" lo que quería decir que si estaba esa toma bien ya no había que volver a rodarla. Los días que rodamos por la noche no pudimos dormir, aunque un día nos llamaron para estar allí a las 10 de la noche y salí a rodar un poco a las 6 de la mañana, cuando ya estaba casi amaneciendo. Tuvimos que darnos bastante prisa porque si amanecía ya no parecía una verbena de pueblo y no valía ya la escena. Otro día nos hicieron subir y ni rodé. Estábamos de preventiva, es decir, que teníamos que estar por si al director le apetecía sacarnos en algún plano.

Antes de rodar el plano, el director y uno de los jefes de dirección nos resumía que es lo que teníamos que hacer y enseguida se ponían a rodar. No nos daba tiempo ni de pensar como íbamos a hacer lo que nos habían dicho. Alguna vez nos gritaban porque la escena duraba bastante y ya se nos agotaban las ideas.
El mejor día fue cuando rodamos en la que será nuestra casa en la película. Teníamos que preparar una fiesta sorpresa a mi padre. Ese día no había extras con lo que estuve sólo con los actores y también comí con ellos. La pena fue que también ese día tuve que despedirme de ellos.
Desde pequeño siempre me ha gustado actuar y esta experiencia ha hecho que siga con más fuerza con la idea de ser actor. Espero que me llamen en otra ocasión. Os envío fotos que me hice con ellos.



video

1 comentario:

  1. Mucho más guapo Lorién que Santiago, ¡dónde vamos a parar!
    Debió ser una experiencia muy interesante y supongo que a partir de ahora Lorién verá las películas de otra manera, sabiendo cuánto cuesta rodar cualquier escena de una pelicula que puede durar 2 horas o así.
    La verdad es que no tenía ninguna intención de ver "Que se mueran los feos"...pero ahora... aunque sólo sea para buscar a Lorién y ver sus dotes de actor...

    ResponderEliminar